Perfiles de cliente: cómo tratarlos

Hay distintos perfiles de clientes que podemos encontrar conocer cuáles son es sustancial para saber cómo tratarlos adecuadamente.

Cada cliente es diferente y tenemos que conocer y lograr identificar cada uno de estos perfiles para saber cómo tratarlos y conseguir una mejor rentabilidad: ver crecer nuestras ventas, evitar la mala reputación, fidelizar nuestros consumidores y lograr un incremento de ellos a través de la positiva publicidad viral.

Hay dos grandes grupos de clientes: los externos y los internos. Los clientes externos son los que nos compran sin que tengan algo que ver con nuestra compañía. Los internos son los propios empleados, que pueden desprestigiar o realzar los beneficios de nuestra marca. Otro tipo de cliente interno son los proveedores. Debemos tener un control sobre nuestros proveedores, en ocasiones los problemas que tenemos con nuestros clientes proviene de los defectos en el producto. Si controlamos la calidad de los productos, podemos evitar algunos inconvenientes que puedan surgir.

Los clientes más importantes son nuestros consumidores. Podemos encontrar una diversidad muy grande en estos perfiles, descubriremos cuáles son sus características y qué hacer en cada uno de los casos:

  • Los conflictivos. ¿Cuáles son sus características? Exponen su enfado de manera desmesurada delante de otros consumidores. ¿Qué hacer? Tenemos que incentivarlos para que no nos ocasionen una mala publicidad.
  • Los que tienen otra imagen. La imagen de estos clientes no parece estar acorde al nivel socioeconómico al que la empresa está dirigida. Podemos ofrecerles precios excéntricos para que sientan que el producto o servicio está más a su medida y ya no darán una mala imagen a nuestra empresa.
  • Los que generan altos costes de atención. Estos clientes ocasionan más costos derivados de la atención que lo que en realidad que compran. Podemos darles precios más altos para que ya no nos compren o si nos compran recuperemos el costo invertido en darles la atención.
  • Los morosos. Son los consumidores que garantizan que nos van a pagar pero no lo hacen. Si detallamos en los contratos las formas de cobro y las sanciones por no pagar a tiempo, evitaremos las morosidades.
  • Los que solo nos compran en ofertas. Solo compran nuestros productos cuando hay ofertas y con precios normales no conseguimos fidelizarlos. Podemos hacer una estrategia para dar ofertas con precios más baratos que los normales pero sin que salgamos perdiendo, fidelizaremos a estos clientes y esas ventas nos serán rentables.
  • Los clientes pirata. Nos quieren copiar nuestros productos o servicios para ser nuestra competencia. Hay que elevarles los precios y no proporcionarles ningún tipo de información.
  • Lo clientes mal informados. Son aquellos que no quedan satisfechos con el producto adquirido porque no se habían informado bien acerca del artículo o servicio a comprar y no entendió su funcionamiento. Debemos darles toda la información respecto a nuestro producto o servicio de manera detallada y  asegurarnos de que haya entendido de qué se trata en su totalidad.
  • Los clientes de riesgo. Son clientes que no convienen a la empresa, porque esta gastaría en ellos más de lo que le contribuirían. Debemos ponerles obstáculos para que no nos compren, poner precios caros puede ser una solución.
  • El cliente abusivo. En ocasiones gracias a un trato déspota o exageradamente amable logran sacar ventaja a las empresas, obteniendo ganancias que pueden ocasionar pérdidas a la empresa. Debemos ponerles algunos candados al proporcionarles información y  establecer mayores límites para el pago.

Si logramos conocer todos los perfiles de clientes y sabemos cómo reaccionar ante ellos, lograremos que se sientan más a gusto con nuestra empresa y nuestros servicios de atención.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


2 + nueve =

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>